¿Es necesaria en España una Ley de Evaluación de Políticas Públicas?

Expertos consultados por El Diario de la Evaluación opinan sobre la necesidad y utilidad de una Ley que regule y garantice en mayor medida el ejercicio de la evaluación en nuestro país

Daniel Catalá / Presidente de la Sociedad Española de Evaluación / @CatalaPerezD

"Un reciente estudio sobre el grado de institucionalización de la evaluación en diferentes países europeos (Stockmann, Reinhard, Wolfgang Meyer, and Lena Taube. 2020. The Institutionalisation of Evaluation in Europe: A Synthesis. The Institutionalisation of Evaluation in Europe – pág. 496) es esclarecedor respecto de la importancia de un marco normativo en este sentido: a mayor integración de la evaluación en el sistema legal, mayor uso de la herramienta. Obviamente esta no es una condición suficiente para alcanzar el fin último de un sistema público de evaluación plenamente consolidado, pero sí es una condición necesaria. Luego se necesita otros ingredientes, demanda social, profesionalización, etc… pero la experiencia dice que los casos de éxito pasan por la definición de un marco normativo que dé forma al mencionado sistema de evaluación. Como se haga dependerá de las características de cada país. Tal vez la clave sea entender la institucionalización de la evaluación como un proceso y no como un fin que solo consiste en crear instituciones".

Juli Ponce / Catedrático Universidad de Barcelona / @JuliPonceSole1

"Sin duda, es preciso contar con un marco normativo adecuado que permita, a partir de él, desarrollar una buena evaluación de políticas públicas. En este sentido, el nivel estatal dispone de competencias en materia de bases del  régimen jurídico de las Administraciones públicas (art. 149.1.18 de la Constitución),  para dictar una ley en este ámbito, de acuerdo con la jurisprudencia de nuestro tribunal constitucional en relación con una evaluación específica: la de políticas públicas plasmadas en normas jurídicas, ya regulada en la ley estatal 39/2015 (sentencia 55/2018).  Ahora bien, esa posible ley estatal básica deberá dejar margen al desarrollo autonómico en la materia, lo que debe posibilitar que la autonomía de las CCAA enriquezca ese mínimo común denominador estatal. Sin embargo, un buen marco normativo, inexistente a fecha de hoy, es sólo el primer paso para lograr una adecuada evaluación de políticas públicas: junto a él, se requiere que la propia política pública de evaluación esté arriba en la agenda política, así como recursos suficientes y una formación de calidad que acredite a los evaluadores, tanto en el sector público como en el privado".

Elena Costas / Economista y co-fundadora de KSNET / @elena_costas

"AIReF y ESADE han presentado dos propuestas sobre la importancia de contar con un proyecto de país para gestionar los datos administrativos. Se suman a la promoción de la propia SEE, o de entidades como la Red por las Buenas Prácticas en Evaluación (REDEV), que abogamos por una mejora de las políticas públicas a través de la evaluación. La acción coordinada de las distintas administraciones es imprescindible, que permita la generación de datos y evaluaciones de forma estable en el tiempo y al margen de voluntades políticas".

Antonio Igea / Presidente de la Red Internacional de Evaluación de Políticas Públicas (RIEPP) / @redevaluacion

"Es necesario abordar la institucionalización de las políticas públicas desde enfoques sistémicos. Esto es, desde la perspectiva de dotarse de un conjunto de elementos y mecanismos debidamente relacionados entre sí y que funcionen como un todo, y que permitan configurar el necesario marco común no sólo normativo sino también organizativo y metodológico para poder así articular y dar un sentido estratégico a la práctica evaluativa y su uso. Y donde todos ellos deberán estar enfocados a que la función evaluadora se integre como una práctica rutinaria, regulada, sistemática y útil dentro de la gestión pública".

Aida El Khoury / Evaluadora e investigadora / @aidakpaula

"La evaluación de las políticas públicas legitima la acción pública en un contexto socioeconómico cada vez más complejo. Una mejor difusión de la cultura de la evaluación y el fortalecimiento de la profesionalización de su práctica exigen políticas, estratégias y preguntas: ¿Existe un marco jurídico relativo a la producción de evaluaciones? ¿Existen  medios para influenciar o incentivos para  llevar en cuenta los resultados de las evaluaciones de políticas públicas y su difusión para los-as ciudadanos -as? Existen formas legales del  reconocimiento profesional de la práctica de evaluación? Es la hora de la movilización colectiva y del diálogo  entre los responsables políticos, la comunidad de evaluación y la sociedad civil".

Aida Vizcaino / Socióloga, politóloga y consultora independiente / @AidaViz

"Es necesaria una ley de evaluación de políticas públicas en España porque, visto lo visto, es la única manera de generalizar la evaluación como práctica propia de toda acción pública. Pero, sobre todo, necesitamos obligatoriedad de, ahí radica la cuestión. Por ejemplo, la ley de igualdad de 2007 recomendaba a las empresas alcanzar la paridad en sus consejos de administración y trece años después tan sólo el 25% lo implantado. Por suerte o por desgracia, para hablar de una cultura de la evaluación en España necesitaremos una norma que obligue, no sólo recomiende".

 

Luis Campos / Director del Observatorio de la Realidad Social de Navarra / @CamposIturralde

"Considero que disponer de una ley de evaluación de políticas publicas en España es necesario, pero no suficiente. En Navarra disponemos desde el año 2005 de la Ley Foral de Evaluación de las Políticas Públicas y de la Calidad de los Servicios Públicos, y aunque ha sido un importante paso para la institucionalización de la evaluación, aún estamos muy lejos de poder afirmar que en la Administración navarra impera una verdadera cultura evaluadora".

Mar Herrera / Responsable del Área de Evaluación de Políticas Públicas del IAAP / @mherrera1961

"Tener una Ley de EPP puede traer, sin duda, beneficios: el primero, institucionalizar la Evaluación, lo cual para algunas personas dentro de la Administración es condición para poder empezar a trabajar en el tema. Así mismo, podrá suponer que se van a realizar esfuerzos, introducir recursos humanos y recursos presupuestarios en la Evaluación. Además, elaborar una Ley puede ayudar a provocar un debate publico y esto siempre es de interés. La cuestión está en cómo se elabore la Ley y como de abierta o cerrada sea. Si la Ley permite que todas las personas afectadas puedan participar y , además, se parte de la realidad del contexto a la que se aplica, seguramente será una Ley “realista” y no un papel mojado. Si además, la Ley abre puertas, obliga a la administración a implicarse en los procesos, determina dónde y quienes deben rendir cuenta, seguramente será un paso adelante. Otra cuestión son los peligros. El primero, que la Ley sea tan cerrada y extensa que no debe resquicio para adaptarlo al contexto y limite las acciones para ponerla en marcha. El segundo, no partir de la realidad existente y plantearse un escenario utópico e inviable. El tercero, pensar que sólo con la Ley se cambia la cultura de evaluación de un país. Una Ley debe ir acompañada de un Plan Estratégico para poder implementarla".

Empar Soriano / Especialista en Políticas Públicas. Avalua-lab. Las Naves / @EmparSoriano

"Para que la evaluación de las políticas públicas sea un hecho sistemático y se institucionalice en la administración pública va a ser necesario un marco legislativo. Si bien cada vez hay más conciencia de la necesidad de desarrollar evaluaciones, entre el funcionariado y también entre los responsables políticos, lo cierto es que todavía representan una minoría. Por otra parte, sin Ley y sin conciencia mayoritaria no habrá dotación económica para poder desarrollar procesos evaluativos serios y con capacidad de arrojar conclusiones y recomendaciones fundamentadas y útiles para la mejora de la acción de gobierno. Y un apunte. La Evaluación, y la Ley de Evaluación, han de servir como estrategia para aumentar el interés de la ciudadanía hacia las políticas públicas y para mejorar dichas políticas y no como un mero sistema de control de la eficacia y del gasto. Ojo".

Marta Monterrubio / Evaluadora de Políticas Públicas. FIIAPP / @FIIAPP

"La evaluación de políticas públicas es una herramienta que permite mejorar y dotar de transparencia a la actividad pública que, en general, se ha visto relegada frente a otros mecanismos “clásicos”, como la auditoría o el mero control contable. La evaluación está siendo cada vez más demandada y utilizada por su versatilidad y su fiabilidad. Se hace necesario contar con una regulación a nivel nacional, que siente bases conceptuales y operativas, y que se haga en coordinación con las normativas autonómicas, de forma que se eviten solapamientos y contradicciones, una Ley de Evaluación que proporcione seguridad jurídica y ayude a institucionalizar un mecanismo que todos los Estados con democracias avanzadas deberían garantizar".

Juan Casero / Evaluador Independiente de Políticas Públicas. Secretario General Ejecutivo SEE / @socevaluacion

"Es imprescindible contar con una Ley de Evaluación de Políticas Públicas que contribuya a garantizar una práctica habitual de la evaluación en las administraciones y en las empresas públicas de nuestro país. En este sentido creo que es fundamental que en esta Ley se defina muy bien el sentido de la evaluación ("para qué evaluar"), pienso que esta es la clave. Asimismo establecer un marco de actuación general y abierto, con flexibilidad suficiente para adaptarse a las distintas situaciones y particularidades existentes. En todo caso una Ley es condición necesaria, pero no suficiente para la institucionalización de la evaluación, de modo que es preciso seguir impulsando la cultura de la evaluación a través, sobre todo, de la formación y la comunicación".  

Logo Ministerio.png
US.png
IAAP.jpg
Logo 5 Observatorio.jpg
Red2.jpg
0. Logo KSNet txt.jpg
Logo TJ-UB.jpg
LN LAS NAVES + MARGENES RESPETO.png
logofms_fondo magenta.png
extenda.jpg